Lo que debes saber sobre las transferencias bancarias

 

 

Hoy en día gracias a la inclusión de las tecnologías en el sistema bancario y la diversidad de medios existentes para hacer operaciones bancarias, cada vez es más sencillo ejecutar operaciones financieras, especialmente la transferencia bancaria.

Para garantizar el éxito en este tipo de operaciones, es de vital importancia para el usuario conocer en qué consiste cada procedimiento, es decir, qué es, cómo funciona y cuáles son las normativas que se aplican en el momento de su ejecución, por ello a continuación te explicaremos todo lo que debes saber sobre las tan nombradas transferencias bancarias.  

Qué es una transferencia bancaria

Las transferencias bancarias son operaciones financieras que consisten en mover el dinero de una cuenta a otra, con plena autorización del cliente. Durante el procedimiento, el dinero migra de una cuenta origen u ordenante hacia una cuenta destino o beneficiario.  

En el momento de realizar una transferencia, es importante que el cliente o titular de la cuenta, incluya en la plataforma bancaria de forma exacta toda la información requerida a cerca del beneficiario, sólo así será posible establecer el destino de los fondos correctamente. Este paso, permitirá garantizar que el dinero sea recibido sin ningún contratiempo.

Cómo se clasifican las transferencias bancarias

Las transferencias pueden clasificarse en función de varios aspectos, como por ejemplo la ubicación geográfica, el tipo de plaza, el tipo de vía en que se ordena y el tiempo que tarda en ejecutarse o hacerse efectiva. En este sentido, será posible identificar transferencias nacionales, siempre que el ordenante y el beneficiario se encuentren ubicados dentro del territorio español, y transferencias exteriores o internacionales, que tendrán lugar cuando el ordenante y el receptor de los fondos se encuentran establecidos en países diferentes.

Asimismo, las transferencias pueden ser catalogadas en función de la plaza, es decir, de acuerdo a la ubicación que tienen tanto el ordenante como el beneficiario dentro del mismo territorio. De acuerdo a este elemento de clasificación, las operaciones pueden ser, transferencias entre la misma plaza, que son aquellas que se ejecutan dentro de la misma localidad o transferencias en plazas distinta, que se presentan cuando los involucrados están en ciudades diferentes

Otro elemento que sirve para clasificar las transferencias, es la vía o medio utilizado para realizar la operación. De esta manera será posible identificar, las transferencias realizadas a través de cajeros automáticos, por teléfono o fax, y las más populares, las transferencias online, efectuadas a través de la página web del banco o las plataformas de pago.

A la hora de clasificar las transferencias, el tiempo también desempeña un papel importante, ya que de él dependerá la inmediatez con que serán recibidos los fondos. En función de esta tipificación se encuentran, las transferencias ordinarias, que generalmente tardan entre uno y dos días hábiles, dependiendo de los parámetros legales establecidos y las transferencias urgentes, que se abonan en la cuenta destino habitualmente en el mismo día.

Otro movimiento particular dentro las transferencias es el que se da entre cuentas bancarias de una misma persona, son lo que se conoce como traspasos.

¿Cuánto tiempo tarda una transferencia bancaria en hacerse efectiva?

Para determinar el tiempo que tarda el fondo en reflejarse en la cuenta destino, es importante considerar dos aspectos determinantes como, los días hábiles y las horas del día en las que suceden los ciclos de liquidación del sistema de pagos. Generalmente estos dos factores están determinados por la normativa legal que rige la actividad bancaria en cada país.   

En España, los días considerados como hábiles son todos aquellos establecidos como activos para el euro por el Banco Central Europeo (BCE). De acuerdo a los parámetros establecidos por el BCE, son considerados como hábiles todos, a excepción de los sábados, domingos, días festivos, Año Nuevo, Viernes Santo, Lunes de Pascua, 1 de mayo, y el 25 y 26 de diciembre.

Cuándo el usuario utiliza como medio para realizar la transferencia una oficina o cajero, los días hábiles serán marcados por la localidad en la cual el ordenante y el beneficiario haya aperturado su cuenta. Si por el contrario, la operación se ejecuta a través de las plataformas digitales, los días hábiles serán los establecidos por la localidad donde esté ubicada la sede social de la entidad.

El otro elemento que debes tener en cuenta para conocer con exactitud en cuanto tiempo llegara el dinero a la cuenta destino, es la hora en la cual se ejecuta la transacción.

El sistema de pagos que rige la actividad bancaria en España, establece dos ciclos diarios de liquidación: uno a media jornada y otro nocturno. Por ello, lo más factible es que si realizas una transferencia bancaria antes del primer ciclo, es decir las 12 de la mañana, el dinero se reciba ese mismo día. Si por el contrario, la ejecutas durante el segundo ciclo, lo más probable es que el dinero esté en la cuenta destino el siguiente día hábil, por lo que aparecerá reflejado en los movimientos bancarios a primera hora del día.

 

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *