Mejorar las relaciones sexuales durante la menopausia es posible

 

 

El uso de lubricantes y usar la imaginación son técnicas que funcionan y que ayudan a las mujeres adultas a tener una vida sexual mucho más activa y placentera

 

Aunque sean muchas las personas que puedan pensar lo contrario, que nadie te haga dudar: disfrutar del sexo a los 50 años puede ser igual de maravilloso que a los 20. No solo por un tema de experiencia, que también, sino porque físicamente tu cuerpo aún tiene la necesidad de ser querido y experimentar placer. De hecho, esa sensación no se pierde jamás, aunque es cierto que los cambios hormonales y emocionales que experimentan las mujeres pueden generar una crisis que desemboque en el rechazo de cualquier actividad sexual. Sea como sea, la menopausia no trae explícitamente consigo el fin de la actividad sexual, por lo que mejorar las relaciones sexuales durante esta importante etapa femenina no solo es posible, sino que es importante. ¿Pero cómo hacerlo?

 

Uno de los principales problemas que se encuentran las mujeres menopáusicas es la sequedad vaginal. Esto es debido a la falta de estrógenos y puede provocar esta sensación, además de inflamación, que acaba traduciéndose en momentos de incomodidad y dolor cuando estamos en pleno acto sexual. Si ante la excitación una ya no lubrica del mismo modo, contar con lubricantes genitales es una alternativa que deberás plantearte para mejorar tus relaciones. Existen opciones de todo tipo, desde algunos con sabores hasta otros que imitan a la perfección el flujo vaginal o generan efectos de calor o frío, tal como se muestra en la gama de vivesexshop lubricantes. Y es que si te da cierto reparo ir a tu farmacia a comprarlo, comprar este producto mediante un sex shop online como este es una gran ventaja

 

¿Qué opciones de lubricante tengo?

 

Un lubricante tiene la misión de reducir la fricción en los genitales para que en el momento del contacto íntimo el placer fluya de manera natural y se elimine toda posibilidad de daño o rozadura. Un lubricante debe ser de fácil aplicación y, sobretodo, de larga duración para aumentar el placer de la relación sexual. Pero es que, además, dependiendo del uso concreto que le vayamos a dar a un lubricante será mejor uno u otro. El lubricante a base de agua, por ejemplo, es uno de los más populares y aunque se puede aplicar también a cualquier juguete sexual, no está indicado para usar en agua o en relaciones de sexo anal. Para estos casos, el lubricante de silicona es más adecuado por ser más grueso, aunque los profesionales recomiendan que no se aplique a juguetes.

 

La gran variedad de lubricantes no solo se ve en la finalidad de su uso, sino también en el gran abanico de sabores que podemos encontrar y que sin duda van a hacer que tu líbido sexual se suba por las paredes. Si además quieres probar cosas nuevas, los lubricantes con efecto frío o calor son una experiencia espectacular para los sentidos íntimos.

 

Ponle imaginación al sexo y comunícate con tu pareja

 

La comunicación con la otra persona es importantísima a la hora de tener relaciones placenteras y de mantener la llama de la pasión encendida. Con el paso de los años es posible que caigamos en algún momento en el pozo de la rutina, y que las relaciones hayan experimentado cambios que no acaban de satisfacer a ninguna de las dos personas que componen la pareja. Esta tendencia se puede magnificar en personas adultas, tanto por experiencia como por puras razones fisiológicas y psicológicas como los cambios hormonales y de actitud o la transformación del cuerpo.

 

Poner nombre a nuestros pensamientos y sentimientos va a ser crucial para solucionar los problemas que tengamos en la cama con nuestra pareja. Disfrutar del sexo es algo que hay que hacer con total libertad, y qué mejor manera de hacerlo que teniendo en cuenta también a tu pareja para buscar soluciones. Ponerle imaginación al sexo es algo que jamás pase de moda; da igual la edad o la experiencia, probar cosas nuevas da vida al sexo. Juguetes, posturas, disfraces o hasta ubicaciones distintas pueden hacer que casi ni te acuerdes de la menopausia.

 

Los efectos secundarios de la menopausia no deben afectarte en el sexo

Cuando la menopausia toca a la puerta de las mujeres, el cuerpo sufre una serie de cambios complejos que pueden afectar a varios niveles – siempre dependiendo de cada mujer, ya que cada una es un mundo. Es cierto que los cambios hormonales provocan diversos síntomas, los más conocidos de los cuales son sofocos, insomnio o irritabilidad. La pérdida de la líbido sexual es algo a lo que debemos prestarle atención, porque está comprobado que una vida sexual plena y activa da felicidad.

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *