La innovación tecnológica de Podo que hace ahorrar a sus clientes

 

 

Las tarifas de último recurso (TUR) de gas natural, las que tienen principalmente los consumidores domésticos, subieron el pasado 1 de octubre del 2018 un 8,4% de media respecto al tercer trimestre del año. Un incremento que se debe a la importante subida del coste de la materia prima, situándose actualmente en el 22,7%.

 

La nueva subida media de las tarifas reguladas de gas natural es la mayor registrada en este año 2018. Los precios regulados del gas encadenan una nueva subida, después de que en la revisión para el periodo julio – septiembre repuntaron un 3,6% y tras haber caído un 3,4% para el trimestre anterior.

 

Un incremento que, junto con las constantes subidas en el precio de la luz, trae en jaque a miles de familias españolas. De hecho, cada vez son más los clientes insatisfechos que están migrando sus contratos a comercializadoras independientes como Podo, que ofrece en la actualidad las mejores tarifas de luz y gas natural del mercado energético español, tal y como podemos ver en https://www.mipodo.com/tarifas-gas/.

 

Podo es una nueva comercializadora de electricidad y gas natural que opera en España desde el 2016. Una compañía totalmente online que ofrece a sus clientes ofertas personalizadas y que se ajustan perfectamente a las necesidades de energía de sus viviendas o sus negocios y con las que es posible ahorrar prácticamente desde el primer mes.

 

Esta nueva compañía se caracteriza por brindar una gestión 100% online, disponer de una electricidad procedente de fuentes 100% renovables, transparencia y sencillez en sus facturas y un control del consumo a partir de un sistema tecnológico totalmente innovador en el ámbito de las eléctricas.

Una compañía innovadora y a la vanguardia en tecnología

Podo es una compañía de electricidad totalmente innovadora dentro del sector energético. No en vano, estamos hablando de la primera comercializadora independiente que opera en la nube, una vanguardia tecnológica que se desarrolla gracias a una estrecha relación con Google.

 

La idea de esta empresa es adaptar dicha tecnología a las necesidades del mercado energético. Una plataforma con la que mejorar la experiencia de los usuarios y reforzar el hecho de que fuera de las grandes eléctricas existen alternativas muy competitivas y transparentes.

 

Lo cierto es que la tecnología tiene precisamente poco arraigo entre las comercializadoras tradicionales. El sistema de facturación sigue siendo el mismo de siempre, con facturas ilegibles y que el cliente solo puede ver y conocer una vez le llegan a casa. Lo que se traduce en una información escasa sobre el consumo y el hecho de no saber cuánto vamos a pagar hasta que no tenemos la propia factura en las manos.

Ofertas personalizadas y control del consumo

La liberalización del mercado y la entrada de la tecnología está poco a poco cambiando este concepto tradicional. En Podo, sin ir más lejos, los clientes pueden recibir una oferta personalizada en menos de un minuto gracias a un potente algoritmo de desarrollo propio que se halla en la web de la compañía.

 

En esta oferta personalizada podemos ver una comparativa entre lo que pagamos ahora y lo que pagaríamos con Podo y cuál es la potencia óptima que necesita nuestro hogar. Un detalle este último muy importante y que en muchas ocasiones pasamos por alto. Existen miles de familias en nuestro país que no pueden ahorrar en su factura de la luz por disponer sin saberlo de una potencia eléctrica mayor de la necesaria.

 

Una vez contratados los servicios de luz y gas natural con Podo, la comercializadora nos proporcionará una cuenta de cliente para hacer un seguimiento exhaustivo de nuestro consumo, fijar alertas para no excedernos de los límites, consultar facturas, hacer cambios de tipo administrativo, etc.

 

Gracias a estos avances y el uso de la tecnología, el usuario podrá siempre recuperar el control sobre la factura de la luz, algo que en la actualidad resulta imposible con las eléctricas convencionales. De esta manera, la posibilidad de ahorrar será mucho más fácil y cómoda.

 

En resumen, se podría decir que Podo se convierte no solo en nuestra comercializadora de electricidad, sino también en una oficina online para llevar el control de la energía que gastamos. En líneas generales, podemos hacer un seguimiento diario del consumo, disponer de una previsión del consumo mensual, contar con una evolución del consumo desde el inicio del contrato, fijar alertas de consumo o aportar la lectura del contador.

 

Todas estas herramientas han convertido a Podo en una excelente alternativa. Además de contar con las mejores ofertas de luz y gas natural en España, nos hará ahorrar desde el primer mes sin que tengamos que hacer muchos esfuerzos para ello. Tan solo hay que aprovecharse de las herramientas tecnológicas que nos brinda.

 

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *