Y, ¿Dónde está mi Móvil?

Miles de veces se ha repetido el chiste de “ese pequeño micro-infarto que da cuando te revisas y no consigues el móvil”, cosa que es graciosa sí lo consigues, pero ¿y cuando no?

Hay personas que acostumbran llevarlo en la mano y al estar ante la taquilla de un banco, la caja del supermercado, cerrando el coche, etc., terminan dejándolo allí sin querer. Y viene alguien y ¡Zoom!, se lo lleva.

Otras veces, quieres cuidar a tus seres queridos y necesitas ubicarles luego de no poder contactarles con llamadas o mensajes. Y no, no es paranoia, es seguridad. Vivimos tiempos difíciles.

¿Creen que lo que vemos en series como CSI es mentira?, pues les digo que no, existen formas de como localizar un movil con efectividad apropiada.

Y sí buscan en la Internet conseguirán algunos métodos muy bonitos en títulos, pero al ir a la práctica, son netamente decepcionantes y no cumplen el cometido que deseamos, que imaginamos. Ni siquiera se acerca a lo que vemos en las series policiales.

No podemos menospreciar un móvil perdido. En él está una inversión de dinero, de tiempo y están nuestros contactos, imágenes y demás información que nos conviene a nosotros y no atañe a otros. Por eso hay que buscar recuperarlo.

Y sí queremos encontrar a un ser querido, ejemplo a nuestro niño, la triangulación con una aplicación que sí sirva, nos rescatará el ánimo.

Sea por robo, hurto, pérdida o hasta en un secuestro, la función de localización es la forma de llevar un problema a una solución beneficiosa. No desestimes a la tecnología, hasta lo más pequeño causa grandes alivios.

Autor entrada: Juan Perita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *