Breves Curiosidades de Europa

Viajar es vida y bien que se sabe. Sea cual sea el motivo o la época, cada persona busca llevarse lo mejor de cada lugar a visitar. En el caso de Europa, es su historia, valores, arte, espectáculos, ecología, modernismo y tradición en divino contraste, lo que más motiva a los viajeros del mundo a conocerle, incluyendo claro está a ellos mismos que se trasladan –por ejemplo y comúnmente- en trenes para conocerse e integrarse.

Miles de turistas recorren a Europa cada año, por ello es difícil describirles a todos por igual. Pero cada viajero además de lo que ve, siente y escucha en cada región, gusta de buscar las mejores comidas europeas para saciar sus gustos, desde lo más tradicional hasta lo más exótico.

Porque así son las ciudades bonitas de Europa, un estimulante a los sentidos por donde se le recorra. Aunque de ella se digan datos banales o básicos, los mismos sacian las gustosas ansias de los visitantes de percibir a una tierra de la cual derivaron muchas tradiciones, sabores y costumbres para otros continentes.

Nunca se demerita aprender que lo cotidiano nació en alguna parte y esa parte es en el continente europeo, como por ejemplo Bélgica, donde nació la pintura al óleo, inventada por los hermanos belgas Van Eyck o que en ese país hay más de 800 variedades de cerveza y la mayor cantidad de tiendas de ventas de chocolates en el mundo. Líderes en la igualdad de género.

En la República Checa su organización vial es una de las más destacables y humanistas del mundo, sea para autos, bicicletas o transeúntes, teniendo la red de senderos señalizados más larga del mundo. Su sistema hospitalario es de los más completos, nunca faltando camas para pacientes de enfermedades naturales, operaciones electivas, nacimientos o accidentes.

Francia, “la capital del amor”, donde su gastronomía gourmet, su pastelería y delicatesses son su sello mundial, es donde más parejas asisten a vacacionar, para tomarse fotos ante la Torre Eiffel y degustar los manjares más románticos en los restaurantes de la zona. Su aeropuerto es uno de los más comunes para transbordo a otras ciudades europeas y Asia.

Entre los detalles menos dados a conocer por los medios pero que los visitantes llegan a conocer por los guías turísticos, informaciones en los restaurantes y por los propios habitantes, está el que hay una calle llamada “Víctor Hugo” en todas las ciudades y pueblos de Francia, en homenaje a uno de sus escritores más prolíficos (Los Miserables, además de la versión en libro, ha vendido miles de entradas con sus musicales que han recorrido al mundo entero, siendo uno de los baluartes culturales más férreos de la sociedad francesa).

Está prohibido tomar fotos de la Torre Eiffel directamente (sola), sin un permiso. Para que las mismas no sean objeto de multas, deben ser parte de un contexto, por ello las personas la toman incompletas o siendo el eje principal de la misma y teniéndola como secundaria (léase, una selfie con la Torre).

Visitar Europa es un tour de cariño y planificación, donde nunca faltarán fuerzas al saborear sus cientos y cientos de platillos y bebidas que le dan identidad a cada país. Al visitarle, llénese de historia, tradición y gustos culinarios y sí necesita guía; personalmente me entero de novedades leyendo sobre comidas típicas de Europa en Viajero Casual, una web hermana de unos excelentes amigos; así se harán copartícipes del buen gusto de los habitantes del viejo continente. Será un valor agregado a su visita que jamás podrá olvidar y que de seguro, repetirá.

En futuras entregas se tocarán más curiosidades sobre Europa, para fortalecer ese sentimiento de atracción que tienes por visitarle, y con mucha razón.

Autor entrada: Juan Perita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *