Trump azota exigiendo el doble en el objetivo de gasto militar

La cumbre de la OTAN ha caído este miércoles prisionera del discurso arrollador de Donald Trump. Fiel a su estilo bronco y populista, lanzó una andanada contra Alemania antes incluso de que arrancara el encuentro de jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza en Bruselas.

Trump acusó a la principal potencia de la UE de ser “cautiva de Rusia” por su dependencia energética de Moscú. Y añadió más leña al fuego al sugerir a los aliados que gasten un 4% de su PIB en defensa, pese a que la actual meta del 2% resulta ya difícil de alcanzar. Esas salidas de tono evidenciaron que el gran reto de la OTAN es su propia unidad.

El mundo es cada vez más inseguro, los desafíos en el vecindario de los países aliados se multiplican, pero la retórica belicista de Trump impide cualquier debate sereno sobre cuáles deben ser las prioridades de la Alianza.

La cita de dirigentes que comenzó el miércoles en Bruselas se dio de bruces con los comentarios iniciales de Trump durante un desayuno con el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg. Consciente de que estaba siendo grabado, Trump acusó a Alemania de ser “cautiva” de Moscú porque depende del suministro del gas ruso.

Autor entrada: Kazur España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *