Sueño distópico en China: IA, vergüenza y muchas cámaras

En la ciudad china de Zhengzhou, un oficial de policía con gafas de reconocimiento facial vio a un contrabandista de heroína en una estación de tren.

En Qingdao, una ciudad famosa por su herencia colonial alemana, las cámaras con inteligencia artificial ayudaron a la policía a arrestar a dos docenas de sospechosos criminales en medio de un gran festival anual de cerveza.

En Wuhu, un sospechoso de asesinato fugitivo fue identificado por una cámara cuando compraba comida a un vendedor ambulante.

Con millones de cámaras y miles de millones de líneas de código, China está construyendo un futuro autoritario de alta tecnología. Beijing está adoptando tecnologías como el reconocimiento facial y la inteligencia artificial para identificar y rastrear a 1,4 mil millones de personas. Quiere armar un vasto y sin precedentes sistema de vigilancia nacional, con ayuda crucial de su próspera industria tecnológica.

Autor entrada: Kazur España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *